¿Qué forma de pago puedo utilizar para realizar mi compra?

Disponemos de los siguientes medios de pago: tarjetas: Visa, American Express, Mastercard; Paypal, Iupay y Transferencia bancaria.

¿Por que razón puede ser rechazada mi tarjeta de crédito?

  •  Tu tarjeta puede ser rechazada por una de las siguientes razones:

o La tarjeta puede estar caducada. Comprueba que tu tarjeta no exceda la fecha de validez.

o Puede que se haya alcanzado el límite de la tarjeta. Consulta con tu banco que la tarjeta no haya excedido excedido el importe permitido para efectuar compras.

o Puede que algún dato introducido esté incorrecto. Comprueba que hayas rellenado correctamente todos los campos necesarios.

¿Puedo realizar el pago mediante transferencia bancaria?

Si, deberás tener en cuenta los siguientes puntos:

  •  Esta modalidad de pago solo estará disponible en caso de que no se ofrezca ninguna otra forma de pago.
  •  Si escoges esta modalidad de pago, una vez finalizado el pedido recibirás un correo electrónico de confirmación con nuestros datos bancarios. De no ser así, comprueba los filtros de tu span (correo no deseado) o ponte en contacto con nosotros.
  •  Una vez finalizado el pedido, reservaremos el/los artículo/s durante 6 días y, en cuento registremos el pago, procederemos al envío del pedido inmediatamente.
  •  Los gastos de transferencia están sujetos a tu entidad bancaria.

Importante: para que podamos archivar el pago de inmediato, es imprescindible que el NÚMERO DE PEDIDO que te facilitamos en el correo de confirmación aparezca en la referencia o el concepto de la tranferencia. No utilices el número de factura.

¿Es seguro usar mi tarjeta de crédito en la web?

Sí, el sistema de pago se realizará a través de la pasarela de pago seguro Redsys, PayPal o Iupay. Además nuestra página cuenta con el protocolo HTTPS para garantizar la seguridad de los datos de nuestros clientes.

El envío de datos mediante el protocolo HTTPS está protegido mediante el protocolo de seguridad de la capa de transporte (TLS), que proporciona las tres capas clave de seguridad siguientes:

  1.  Cifrado: se cifran los datos intercambiados para mantenerlos a salvo de miradas indiscretas. Ello significa que cuando un usuario está navegando por un sitio web, nadie puede "escuchar" sus conversaciones, hacer un seguimiento de sus actividades por las diferentes páginas ni robarle información.
  2.  Integridad de los datos: los datos no pueden modificarse ni dañarse durante las transferencias, ni de forma intencionada ni de otros modos, sin que esto se detecte.
  3.  Autenticación: garantiza que los usuarios se comuniquen con el sitio web previsto. Proporciona protección frente a los ataques "man-in-the-middle" y contribuye a la confianza de los usuarios.