CARRERASDEMONTANA ANALIZA NUESTROS SOFT FLASK

CARRERASDEMONTANA ANALIZA NUESTROS SOFT FLASK

El periodista deportivo Mayayo analiza para carrerasdemontana.com algunos de nuestros soft flask.

Desde el inicio de nuestra andadura teniamos claro que una problemática que se nos podía presentar era la confianza que los usuarios tendrían que depositar en la marca, para probar nuestros productos. Para ello fuimos dando a conocer la marca, y la mayoria quedaba sorprendido de la calidad/precio que tiene.

Estos son algunos de los puntos que Mayayo considera más importante a tener en cuenta a la hora de seleccionar el soft flask más oportuno para cada usuario.

"Vamos con los tres ejes por tamaños más importantes según estén arriba-abajo o justo en ese medio litro. 

  • BOTELLA BLANDA 50CL: El standard. Se ha convertido hoy en la superventas por excelencia. Equilibrio tamaño-peso-volumen. Incluso muchos reglamentos juegan a su favor, al pedirnos correr con 1L de agua cuyo porteo más lógico sería en dos botellas blandas de 50CL. Cara al popular, además, permiten cubrir entre 1-2h de carrera según el ritmo de consumo de cada uno y las circunstancias. Pero…esa misma solución polivalente las hace inadecuadas para situaciones especiales.

 

  • BOTELLAS BLANDAS HASTA 50CL: Desde 20cl a 40cl, nos sirven para correr con ellas a la mano en tramos cortos, para tirarnos líquido por encima y refrescarnos o para premezclar geles o sales con agua y llevarlo aparte. De esta forma, evitamos además los engorrosos sobre de polvos o gelatinas pegajosas que tienen la manía de caerse en carrera, al servirlos o de mancharnos la mochila cuando menos conviene. Si lo llevamos mezclado de casa al 50/50 con geles o en dosis más espesas de lo normal en los polvos, nos ahorramos llevar los sobres de fábrica y todas esas sorpresas desagradables. Una costumbre más que habitual en los corredores USA desde hace décadas y aquí en Europa una práctica habitual para muchos tambien, incluido el propio Kilian Jornet.

 

  • BOTELLAS BLANDAS +50CL: Y es que, cuando los avitus están muy separados, o cuando golpea el calor, tener o no tener con qué hidratarse puede hacer que nos quedemos fuera de carrera…o algo peor. Así pues, formatos de botella blanda con 60cl nos permiten llevar en la mochila hasta 1,2L por cada recarga. Nada menos que un 20% más, Y de ahí para arriba, si apostamos por 75cl. Y todo eso, sin recurrir a las bolsas de hidratación traseras que, aunque aun populares en el ciclismo de montaña, cada vez vemos menos en el trail por la dificultad de controlar el volumen restante, comparadas con las botellas blandas delanteras."

Para más información pincha AQUÍ

Comparte este post

Información

Opiniones

Blog

Visita nuestro blog